El Barça se despide con derrota de Colonia

El Fútbol Club Barcelona Lassa cae (34:30) en la lucha por el tercer y cuarto puesto de la VELUX EHF Champions League ante el Telekom Veszprém y se despide de la Final 4 con dos derrotas.
04/06/2017 - 18:15

Tras las derrota de ayer en semifinales ante el HC Vardar, el Fútbol Club Barcelona Lassa tampoco pudo hoy sumar una victoria en la Final 4, y se despide de la VELUX EHF Champions League con un cuarto puesto que sabe a poco, tras acudir a la fase final del campeonato como el equipo con los mejores números de los cuatro equipos presentes en Colonia.

Los hombres de Xavi Pascual acusaron el esfuerzo realizado ayer ante el HC Vardar y quizá por ello el técnico catalán alineaba de inicio a algunos de los jugadores menos habituales, que veían como la gran envergadura de la defensa húngara y su central Mate Lekai les ponían en serios aprietos (9:5) mediado el primer periodo. La dificultad para anotar en cada ataque y parar las continuas penetraciones del central húngaro, que tan pronto anotaba como servía a sus compañeros, obligaron al técnico culé a mover el banquillo para así reducir distancias y llegar con vida (18:17) al descanso, gracias a la buena actuación del lateral francés Timothey N´guessan, que se mostraba más contundente que el resto de sus compañeros y anotaba en varias ocasiones antes del paso por vestuarios.

Un tiempo de descanso que no trajo buenas noticias para el conjunto culé, que veía como la incorporación a la pista de un entonado Roland Mikler añadía aún más dificultades a un partido en el que cada ataque parecía ser un suplicio para los blaugranas. Todo lo contrario que los húngaros, que en cada ataque se mostraban más contundentes y efectivos gracias al papel del ex azulgrana László Nagy y el islandés Aron Palmarsson, que de forma continuada encontraban soluciones para que su equipo siguiese anotando pese a los cambios defensivos planteados por Xavi Pascual.

Situación que obligó al técnico del campeón español a jugar con siete jugadores atacantes para así anotar con mayor facilidad y reducir distancias con un Telekom Veszprém que no se dejó sorprender, y siguió a lo suyo gracias a Palmarsson, que en acción individual superaba constantemente la defensa azulgrana y daba a su equipo la victoria que les permitiría colgarse el bronce del cuello.

Triste final para una gran temporada del conjunto catalán, que desde hoy mismo cambia el chip y centra todas sus fuerzas en la Copa de S.M. el Rey, que se disputará en León el próximo fin de semana.


El 'Spanish' Vardar campeón
El HC Vardar de Raúl González y David Davis, hacía historia al imponerse 23:24 a un París Saint-Germain que vio como todo su elenco de estrellas se estrellaba una y otra vez con un Arpad Sterbik que a la conclusión del partido sería nombrado MVP de la final. 

Partido reñido, como cabía esperar, en el que las defensas y las porterías de ambos conjuntos destacaron en un primeros treinta minutos donde el Vardar ponía la velocidad y el PSG los destellos de calidad. La defensa 6:0 francesa desgastaba en exceso a un conjunto macedonio que con su 5:1 conseguía robar y ponerle velocidad a un primer tiempo en el que destacaría el francés Nikola Karabatić, que con sus buenas acciones en ataque permitía a los galos llegar con una ventaja mínima al descanso. A partir de ahí, la picardía del Hispano Álex Dujshebaev y el ataque con siete de los parisinos permitió dar la vuelta al marcador a un conjunto macedonio, que pese a no estar igual de fresco robaba balones y contraatacaba aprovechando la velocidad de Dibirov, que terminó el choque con 6 goles.

Fue precisamente el ruso, el que a falta de 5 minutos ponía por encima a su equipo para que después se repitiese la historia. El Vardar llegaba con ventaja a los últimos 10 segundos y obligaba al PSG a anotar mediante un lanzamiento exterior del incombustible Daniel Narcisse, que cumplía con su parte para forzar una prórroga que nunca llegaría. Tras el tiempo muerto de Raúl González y a falta de 7 segundos para el final, a los macedonios les volvía a salir redonda la jugada dibujada desde el banquillo, que permitía a Ivan Čupić anotar el gol decisivo a falta de 2 segundos y llevarse otro partido en los instantes finales, como hiciese contra el Barça. Esta vez ese gol valía un título de la VELUX EHF Champions League

Fotografía: Twitter FCB Hanbol / EHF