La República Checa permite a España depender de sí misma

Después del agónico final en el que la República Checa sellaba su victoria ante Macedonia, los Hispanos de Jordi Ribera vuelven a depender de sí mismos en su partido de la última jornada ante Alemania
23/01/2018 - 22:30

Como ya sucediese ayer en Zagreb, el Arena de Varaždin acogía hoy la penúltima jornada del Grupo II de la Main Round, en la que los Hispanos encajaban su primera derrota  (31:26) en dicha fase ante Eslovenia. Victoria de los de Veselin Vujović, que precedería al agónico triunfo (24:25) de la República Checa contra Macedonia, en el partido con el que concluía el día y que dibuja una última jornada de la Main Round vibrante.

GRUPO II
La tarde comenzaba con la primera derrota de los hombres de Jordi Ribera en la Main Round, ante una selección de Eslovenia que ofrecía su mejor imagen en lo que va de campeonato y salvaba así su primer match-ball, para seguir con vida en un grupo en el que cualquier cosa puede suceder en la última jornada de mañana.

Duelo tras el cual se disputaría un partido fundamental para los intereses de los españoles, en el que la República Checa se imponía (24:25) a Macedonia, consiguiendo su primera victoria en la Main Round, que permitía a los checos empatar a puntos con España y Alemania antes de la última jornada.

Encuentro que los macedonios dominarían desde el principio hasta los últimos minutos, gracias a una buena salida, que sumada al mal comienzo de partido de los checos, otorgaba a los de Raúl González sus primeras rentas del partido. Ventajas que crecerían hasta los 4 tantos (6:2 min.11) con las dos exclusiones del especialista defensivo Jan Landa.

Difícil comienzo, al que poco a poco se iría sobreponiendo el cuadro checo, gracias en parte a la notable aportación de un omnipresente Pavel Horak, que lideraba a su equipo en defensa, recuperaba balones, y era protagonista tanto en el contraataque como en el ataque estático. Buena actuación, que permitía a los suyos meterse en el partido y ajustar el marcador hasta 13:11 que reflejaba el luminoso al descanso.

Tras el paso por vestuarios, los macedonios volvían a firmar una gran salida, que les permitía ampliar de nuevo su ventaja a los 5 goles, gracias en parte a su potente lanzamiento exterior y a la gran conexión de la primera línea con el corpulento pivote Stoilov. Buen momento macedonio, que en nada afectaría a los de Daniel Kubes, que haciendo alarde de una tremenda paciencia volvían a ajustar su defensa para seguir recortando la distancia que campeaba en el marcador. Mejora defensiva, que sumada al talento de un excelso Zdrahala, llevaba a los checos a poner las tablas (22:22) en el luminoso cuando restaban 7 minutos por disputarse.

A partir de ahí, tiempo muerto de Raúl González para ordenar a los suyos en un tramo final de partido al que los checos llegaban más frescos, y en el que a través del primera línea Horak, llegaban a ponerse por delante (23:24) por primera vez en todo el partido.

Momento para valientes, con 4 minutos por disputar, en los que se darían un rápido intercambio de goles, que precederían a la posesión decisiva que la República Checa marraba, dando la oportunidad a Macedonia de disfrutar de un último ataque que terminaría en 7 metros, decretados por la pareja arbitral rusa, que solicitaba el ‘instant-replay’. Final de infarto, en el que Manaskov recurría a un lanzamiento de habilidad, que el portero checo, Mrkva detenía, dando la victoria (24:25) al que a buen seguro es el equipo revelación de este Europeo.

Resultado que deja a Dinamarca líder del grupo, con España, Alemania y República Checa, siguiendo su estela con 4 puntos cada uno. Triple empate al que le siguen con un punto menos Eslovenia y Macedonia. Resultado que permiten a España depender de sí misma en su partido contra Alemania, y mete a los checos de lleno en la lucha por las semifinales. Lucha para la que todavía mantiene opciones una Eslovenia, que deberá ganar a los checos y esperar a que Macedonia pierda y España y Alemania empaten.

MAÑANA, A TODO O NADA CONTRA ALEMANIA
Mañana, a partir de las 20:30 h., tercer y último compromiso para los Hispanos en la Main Round del Campeonato de Europa de Croacia 2018, decisivo a tenor de los resultados registrados esta tarde en el Arena Varaždin. Contra Alemania, el equipo de Jordi Ribera dispone de una última oportunidad para conseguir plaza en las semifinales continentales.

El conjunto germano, a diferencia de España, afronta el choque absolutamente descansado al disputar su último partido el pasado domingo; y en sus filas la principal novedad es Maximiliam Janke que sustituye a Paul Drux, baja por rotura del menisco en su rodilla derecha.

España, así como Alemania, depende de sí misma, y desde esta noche va a trabajar para resarcir su derrota ante Eslovenia.

 

GRUPO I
Última jornada de la Main Round que se prevé apasionante también en Zagreb, donde Francia, Croacia, Suecia y Noruega protagonizarán una lucha encarnizada por hacerse con las dos billetes que dan acceso a las semifinales del Campeonato de Europa 2018.

Francia parte como favorita con dos puntos más que sus rivales, llegando a la decisiva última entrega con pie y medio en semifinales. Los de Didier Dinart podrían incluso perder con Croacia, siempre y cuando no lo hagan por una desventaja superior a los 7 goles.

Selección croata que depende de sí misma para estar en semis, a diferencia del combinado sueco, que además de ganar a Noruega deberá esperar a que los anfitriones no ganen a Francia por tres o más goles de diferencia. Por su parte, la vigente subcampeona del mundo, Noruega, es la que más difícil lo tiene, necesitando ganar su último partido ante Suecia por 5 o más goles y debiendo esperar a que Croacia pierda ante Francia.

En definitiva, la última jornada de la Main Round en ambos grupos no puede presentarse más emocionante, con varios equipos luchando por acceder a las semifinales de uno de los Campeonato de Europa más emocionantes de los últimos años.   

Fotografía: Nebojsa Tejic​