Los #Hispanos asaltan Magdeburgo

El equipo de Jordi Ribera, por medio de una gran defensa, deja sin recursos a una Alemania a la que Andreas Wolff mantenía en el partido por momentos
28/10/2017 - 17:00

Victoria de España sobre Alemania (24:26, 10:12 en el descanso) en el Arena de Magdeburgo, en el primero de los amistosos entre germanos y españoles con motivo del 100 aniversario del inicio del balonmano en Alemania. 

Compromiso de enorme equilibrio en los primeros minutos, sin un claro dominador y con Andreas Wolff y Gonzalo Pérez de Vargas muy activos en ambos marcos. Alemania sufría en el 10' la exclusión de Finn Lemke, y eso permitía a los jugadores españoles correr y generar las primeras rentas. Precisamente, una gran jugada en el flanco izquierdo del ataque español iba a ser culminada por Valero Rivera, a pase de Raúl Entrerríos, para provocar el enfado del técnico germano que detenía el choque. 

El talento de los hermanos Dujshebaev emergía en el tramo central de la primera parte para elevar a tres tantos la máxima renta visitante hasta el descanso. Wolff era el único hombre de Alemania capaz de evitar una ruptura del partido, con paradas de enorme mérito. Figueras, con su movilidad en el pivote, hacía de las suyas en el eje central de la zaga germana; y destacable Aleix Gómez que, en sus primeros minutos internacionales, se atrevía a ejecutar, y anotar, un 7 metros ante Wolff. El equipo germano conseguía mitigar el dominio español y alcanzar el descanso dos tantos por debajo en el marcador. 

El regreso a pista nos ofrecía los mejores minutos de los Hispanos en el partido, efectivos en ataque y sólidos en defensa. 4 minutos intensos que iban a obligar al preparador del conjunto local a detener el choque. La arenga del entrenador, unida a la falta de fortuna de los jugadores españoles con la madera del marco germano, iban a posibilitar la remontada alemana, liderada por Kühn y Pekeler. 

España conseguía frenar la sangría al aprovechar dos exclusiones locales prácticamente seguidas, y era Dani Dujshebaev el que consolidaría la distancia de tres tantos en el marcador. Kühn parecía la única alternativa ofensiva de los germanos y, una vez descifrada, la diferencia nunca bajaría para alegría final del equipo español, que firmaría una victoria de prestigio en Magdeburgo.

Mañana, a las 14:30 h., segundo compromiso amistoso entre Alemania y España, pero en Berlín esta vez.

JORDI RIBERA, SATISFECHO
Consumada la victoria de los Hispanos en Magdeburgo, el preparador español, Jordi Ribera, reconocía que "estoy muy contento por el resultado, los 24 goles en contra lo dicen todo, gran trabajo defensivo en una primera mitad igualada, y una segunda en la que era de esperar la remontada de Alemania". 

Ribera asegura, además, que "al final recuperamos balones para conseguir un resultado que contenta a todos en el equipo, sin olvidar que estamos en pleno proceso para preparar el Campeonato de Europa de Croacia el próximo mes de enero, y mañana tenemos otro partido duro".