Los Hispanos Juveniles Arena estarán en la final del Campeonato del Mundo

Suerte dispar en el Campeonato del Mundo Juvenil de Balonmano Playa de Islas Mauricio 2017, los Hispanos Juveniles Arena lucharán mañana por el oro, mientras que las Guerreras Juveniles Arena por un meritorio quinto puesto.
15/07/2017 - 19:45

Intensa jornada la vivida hoy en el Campeonato del Mundo Juvenil de Balonmano Playa de Islas Mauricio 2017 para los combinados nacionales. Un día que ha deparado suerte dispar para uno y otro equipo, llevando a los chicos a la lucha por el oro y a las chicas a la pelea por el quinto puesto en la jornada de mañana.

Los Hispanos Juveniles Arena se midieron a primera hora de la mañana a China Taipéi, una selección desconocida pero que puso las cosas muy complicadas a los españoles, que con oficio, cierta veteranía y conocimiento de las situaciones, fueron capaces de sacar el partido adelante en dos sets, 18:21 y 21:31. Una victoria que catapultaba directamente a la selección española a los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018.

Un encuentro más complicado que lo que podría parecer, algo que reconoce Pedro Bago, seleccionador español, “jornada dificilísima la que teníamos hoy, contra un desconocido China Taipéi, porque no entraba en nuestra cábalas que entrase en cuartos de final, y gracias al trabajo de nuestros técnicos tuvimos vídeos de ellos y les pudimos estudiar. Espectacular su juego, son temibles, tienen una velocidad de juego increíble, un trabajo táctico brutal y la verdad que ha sido un partido muy duro, mucho más de lo que puede parecer. Por suerte nos lo hemos podido llevar por 2-0, evitando un posible shoot-out”.

Una victoria que metió a España de lleno en la lucha por las medallas, y el primer obstáculo sería Argentina, una selección que hace un gran balonmano y que no se amedrentó en ningún momento ante el Campeón de Europa, llevando el partido al límite en los dos sets que duró. Una primera mangada marcada por los nervios, donde los Hispanos Juveniles Arena fueron capaces de mantener el control con más facilidad, 22:15. En el segundo set los argentinos apretaron los dientes y endurecieron su defensa, poniendo en aprietos a España, en un set de muchas alternativas que finalmente se decantó, nuevamente, del lado español, 18:15.

Un partido ante una selección que Pedro Bago catalogó de “muy dura y muy bien preparada, con la que hemos tenido un partido a cara de perro que, por suerte, ha caído de nuestro lado gracias al trabajo de estos chavales, que como dice un gran amigo mío: “se acaban los calificativos para ellos”. Son enormes, la capacidad que tienen para prepararse, para preparar partidos, de hacer lo que les pedimos, su entrega, su sacrificio,… y mañana nos esperamos los italianos, que tanto nos gusta su juego. Un partido para disfrutar y esperamos llevarnos el oro. Y si no, estos chavales se vuelven con lo que merecen, que es otra medalla colgada a su pecho. Lucharemos por el oro, y vamos a dar el 100%”.

Peor suerte corrieron la Guerreras Juveniles Arena, que se medían en cuartos de final al combinado húngaro, en un partido que se puso de cara para las españolas, que con una gran juego y actuación colectiva logró llevarse el primer set por 19:23. En la segunda parte el equipo húngaro reaccionó y logró vencer, 23:20, llevando el partido al fatídico shoot-out, donde las españolas volvieron a sucumbir, 5:4.

Un partido que las españolas empezaron muy bien pero que se fue complicado, como dice Diego Carrasco, “el primer set fue bastante completo, el equipo tenía las ideas muy claras, con efectividad en portería, lo que nos permitió ganarlo con cierta claridad. En el segundo empezamos con la misma línea, pero un parón que hubo por una exclusión de una jugadora de Hungría nos descentró, nos hicieron un parcial de 6:0 y no supimos cortar su ritmo, y, al final en el shoot-out… empezamos bien, con gol en el primer lanzamiento y fallo suyo, pero a partir de ahí, fallamos tres lanzamientos seguidos, y eso en un campeonato como este el rival no te lo perdona”.

Ante China Taipéi, en la búsqueda del quinto puesto, las Guerreras Juveniles Arena fueron muy superiores en el primer set, con una ataque fluido y asfixiando al conjunto asiático en defensa, marcando una clara diferencia en el marcador, 22:12. En la segunda manga el equipo español rotó, dando minutos a las menos protagonistas, que no fallaron, y lograron sentenciar el partido con algo más de apuros, 15:13.

Un rival al que Diego Carrasco admite que se le tenía estudiado, “sabíamos que tienen un juego muy dinámico, pero el primer set nos lo llevamos con muchísima claridad, con más de 10 puntos. En el segundo, quizás por exceso de confianza, nos complicamos, también es verdad que quisimos rotar para que todo el mundo tenga minutos. Esperamos el partido de mañana ante Tailandia, un rival al que hemos ganado en la Main Round, poder ganar y terminar dignamente en el quinto puesto”.