Los Hispanos Juveniles hablan a su llegada a Madrid

La selección española llegó ayer a la capital de España, donde fue recibida por familiares y aficionados, y varios de sus integrantes mostraron sus sensaciones tras lograr la plata en el Campeonato del Mundo
22/08/2017 - 12:15

Los Hispanos Juveniles aterrizaron sobre las dos del mediodía en la T1 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas con la medalla de plata del Campeonato del Mundo de Georgia 2017 colgada en el cuello. Lo que no sabían era el recibimiento que tendrían minutos después, ya que un nutrido grupo de familiares de los jugadores y de aficionados esperaban a los subcampones del mundo para brindarles una ovación más que merecida.

La expedición española, encabezada por el seleccionador Alberto Suárez y el capitán Ian Tarrafeta, llegaba a Madrid con mucha felicidad y con la mente puesta en descansar y valorar sobre todo el premio conseguido en Georgia. El sabor en un primer momento podía parecer agridulce según algunos jugadores, pero a continuación aseguraban que lo conseguido era muy importante y que se le debía dar el mérito que tiene a esta medalla de plata.

El primero en comparecer era Alberto Suárez. El técnico asturiano se ha convertido en un auténtico experto en conseguir medallas: de los últimos diez campeonatos en los que ha entrenado a los Hispanos Juveniles o los Hispanos Junior, en siete han luchado por medallas y en seis han logrado premio. Un balance espectacular para el balonmano español que ponía en valor el seleccionador nacional: "Ha sido un verano maravilloso de trabajo, los chicos han trabajado como nunca ante un reto muy difícil y hemos competido de cine. Nunca hemos tenido un grupo tan profesional como este en todos los aspectos".

También hablaba sobre la medalla de plata el capitán de los Hispanos Juveniles, Ian Tarrafeta. El jugador del Fraikin Granollers fue elegido mejor central del Campeonato del Mundo de Georgia 2017, a pesar de disputar semifinales y final con molestias en la rodilla derecha. El jugador catalán elogiaba también la labor realizada por el balonmano español para cuidar de tal forma su base: "Se está trabajando muy bien y hay que seguir en esta línea. Los resultados llegan, de eso no hay duda".

El último en mostrar sus opiniones al respecto de este excelente torneo era Antonio Serradilla. El primera línea del Balonmano Montequinto se ha convertido este campeonato en el mariscal de la defensa española, dirigiendo desde zona central todas las operaciones de los Hispanos Juveniles. Palabras de veterano por parte del sevillano a la hora de hablar de esta medalla de plata: "Cuando lleguemos a casa y estemos a solas en nuestra habitación valoraremos realmente este resultado por el trabajo que hemos realizado tanto en la concentración como en nuestros clubes durante todo el año"