Los Hispanos Juveniles vencen a Croacia y se citan con la historia

La selección española derrota por 24:26 a Croacia en un partido muy igualado de principio a fin y lucharán mañana domingo por el oro mundial
19/08/2017 - 17:30

Los Hispanos Juveniles consiguen el billete para la gran final del Campeonato del Mundo de Georgia 2017 tras vencer (24:26) a la potente selección de Croacia. De esta manera, el conjunto dirigido por Alberto Suárez disputará por segunda ocasión en la historia de nuestro balonmano una final de una cita mundial, después de la plata conseguida en Argentina 2011.

Ambas selecciones arrancaban el encuentro estudiándose, con mucho respeto ante la cita que tenían enfrente, lo que reflejaba una igualdad casi absoluta sobre la pista del Olympic Palace de Tiflis. El marcador durante todo el primer acto solo se movería en una horquilla de un gol de ventaja o de empate, síntoma de la potencia de los dos combinados. Destacaba por parte de la selección española la vuelta de Ian Tarrafeta a las pistas tras su lesión en octavos de final, comandando de nuevo las acciones en ataque de los de Alberto Suárez. En algunos momentos del choque la actividad defensiva se hacía imprescindible, y ahí Antonio Serradilla se encontraba cómodo. El sevillano impedía en cada acción las entradas por carril central o los lanzamientos lejanos de los croatas, dos de sus armas principales.

El partido se marchaba al descanso con un 12:13 favorable a los Hispanos Juveniles tras el gol de Pol Valera. Todo por decidirse en los 30 minutos finales, que se antojaban de infarto. Y así iba a suceder. España golpeaba primero, a cargo de un Gonzalo Pérez que tendría una gran actuación desde el extremo con 5 goles. Sin embargo, Croacia respondía rápido con un parcial de 3:0. Vuelta a empezar para la selección española, que seguía defendiendo con el defensor avanzado como seña de identidad para robar balones y evitar una circulación cómoda en ataque por parte de los croatas.

A partir de ahí, concretamente en el minuto 37 tras un tanto de Pau Navarro, los Hispanos Juveniles cogerían la delantera en el marcador para no soltarla hasta el pitido final. Manejando diferencias desde uno hasta tres goles, el conjunto de Alberto Suárez sabía sufrir en defensa, con varias intervenciones de mérito de Adrián Torres, y siendo pacientes en ataque lograban dar pasos cortos pero importantes de cara a la histórica clasificación. En un tramo final de encuentro de infarto, Mamadou Diocou tenía la sangre fría de anotar dos lanzamientos desde los 7 metros para asegurar la victoria española. Los colegiados polacos señalaban el final del choque y la selección española estallaba de júbilo. No es para menos. Los Hispanos Juveniles jugarán la final del Campeonato del Mundo.

El rival de la selección española en la gran final saldrá del duelo entre Francia y Dinamarca, que se disputa a partir de las 18 h. La cita con la historia, señalada en rojo en el calendario, mañana domingo a las 16 h.

Fotografía: Campeonato del Mundo de Georgia 2017