La fase de ascenso a Liga Guerreras Iberdrola, analizada por sus protagonistas

Las jugadoras y entrenadores de Balonmano Morvedre, Helvetia Alcobendas, Cleba León y Sporting La Rioja muestran sus sensaciones a 48 horas de que arranque la fase de ascenso en Sagunto
23/05/2018 - 19:00

Tan solo restan 48 horas para que el próximo viernes arranque, en el Pabellón Municipal Internúcleos - OVNI de Sagunto, la batalla final por estar el año que viene en la máxima categoría del balonmano femenino español. Dos días para que se dé el pistoletazo de salida a la fase de ascenso a la Liga Guerreras Iberdrola, uno de los fines de semana más intensos y emocionantes en la temporada a nivel nacional.

El anfitrión Balonmano Morvedre, los recién descendidos Helvetia Alcobendas y Cleba León, y el ya clásico en esta lides Sporting La Rioja lucharán durante los tres días de competición por las dos plazas que otorgan el ansiado ascenso a la élite del balonmano femenino. Con todo por decidirse y el espectáculo a punto de comenzar, es el momento para conocer las impresiones de los y las protagonistas de esta fase de ascenso: las jugadoras los entrenadores.

BALONMANO MORVEDRE - MANU ETAYO Y CRISTINA POLONIO
Las anfitrionas de esta fase de ascenso llegan a la ronda final de la competición invictas, después de realizar una liga regular casi perfecta y de eliminar con solvencia al Adesal Córdoba en la fase previa a este fin de semana definitivo. Su entrenador, Manu Etayo, asegura que "el equipo llega en unas condiciones físicas y anímicas muy buenas, salimos reforzados de la eliminatoria contra Adesal Córdoba; además, será muy importante de cara a la fase de ascenso que podamos contar con las 17 jugadoras".

El técnico navarro resalta que "en un equipo tan joven, a pesar de la dinámica sobresaliente que hemos llevado a lo largo del curso, será imprescindible saber controlar las emociones, ya que jugar ante nuestra afición puede ser un arma de doble filo". Manu Etayo confía en que, "si somos capaces de explotar nuestras virtudes, como son la defensa y el ritmo rápido de juego, unido al apoyo de nuestra gente, tendremos posibilidades de lograr un sueño que a principio de temporada ni nos imaginábamos".

Mismas palabras las que transmite Cristina Polonio, que añade que "es un sueño haber llegado hasta aquí, está siendo una temporada increíble y lo queremos rematar delante de nuestro público; tenemos mucha ilusión puesta en esta fase de ascenso, confiamos en nosotras mismas y disfrutamos como grupo, y eso puede compensar quizás el déficit de experiencia que tenemos con respecto al resto de nuestros rivales".

HELVETIA ALCOBENDAS - CRISTINA CABEZA Y RAQUEL NAVAS
El conjunto madrileño intentará, un año después, regresar a la Liga Guerreras Iberdrola, un territorio más que conocido por las pupilas de Cristina Cabeza. Después de finalizar líderes en su grupo de la liga regular y eliminar a La Salud Tenerife, la entrenadora madrileña afirma que "salvo las lesiones de Alba García y Daniela Moreno, el equipo llega en perfectas condiciones a la fase de ascenso, con muchas ganas además de empezar la competición".

Lo que más preocupa a Cristina Cabeza a día de hoy es "mi propio equipo, respetamos muchísimo a los tres rivales, y más en un torneo que se disputa en tres días; si somos capaces de aunar la experiencia de algunas de nuestras jugadoras con el nivel de juego que llevamos demostrando desde enero, seremos capaces de decir que, el 27 de mayo de 2018, justo un año después del descenso, volvemos a ser equipo de Liga Guerreras Iberdrola".

Fin de semana especial también para Raquel Navas Flox, jugadora con amplia experiencia en la máxima categoría pero que siente "mucha emoción e ilusión por jugar esta competición, además de disputarla con el equipo de mi vida, lo que supone una motivación extra para devolver a Alcobendas a la élite del balonmano femenino". La extremo asegura que "aquí cada partido es una final, hay que ir a muerte, y nos da igual quién esté enfrente; queremos lograr el objetivo, que sería todo un premio a la evolución de toda una temporada".

CLEBA LEÓN - ALEIX PÉREZ Y MARINA GONZÁLEZ
Con el mismo objetivo que las madrileñas llegan las de León, conscientes de la oportunidad que se le presenta de volver a la máxima categoría del balonmano femenino un año después de consumarse su descenso a la División de Honor Plata Femenina. Líderes en la liga regular, el conjunto de Aleix Pérez tuvo que trabajarse su puesto en la fase de ascenso contra un Uneatlántico Pereda, que no les puso las cosas nada fáciles en la anterior eliminatoria. Ronda previa a la decisiva fase de ascenso de este fin de semana que en palabras del técnico del conjunto leonés "nos ha dado muchas fuerzas, llegamos con muchas ganas y en el mejor momento de la temporada a esta fase de ascenso. Un momento muy bonito de la temporada en el que está en juego todo lo trabajado a lo largo de la temporada. Serán tres días muy duros pero en los que el premio es enorme, y por eso queremos conseguirlo".

En cuanto al nivel de sus rivales Aleix Pérez lo tiene claro, "Alcobendas tiene equipo de División de Honor, no es que sea un equipo para ascender, tiene jugadoras espectaculares. La Rioja lleva muchos años intentando subir, trabajando muy bien con Luismi Ascorbe, pero quizás les esté faltando esa pizca de suerte para ascender. Y por último Morvedre tiene una plantilla muy buena, con Manu Etayo a la cabeza, y además juega en casa, algo que siempre supone un plus a la hora de competir".

Momento decisivo de la temporada que para el técnico del Cleba llega "después de trabajar muchísimo, ya que llevamos desde el 1 de agosto entrenando casi todos los días y preparando un fin de semana que afrontamos con muchísima ilusión y ganas".

Un mensaje al que también se ha querido sumar su jugadora Marina González, quien afirma que el equipo "llega con muchas ganas e ilusión de devolver al Cleba al sitio al que merece estar. Yo he jugado varios años en División de Honor Femenina, para mí estar ahora mismo aquí es muy grande porque significa volver a tener la oportunidad de regresar a la máxima categoría". Gran oportunidad que llega "tras un año muy duro, ya que nadie apostaba por nosotras y aquí estamos luchando por ascender".

Lucha para la que la jugadora del Cleba asegura que su equipo está preparado ya que "todas hemos tenido sectores, hemos vivido torneos de este calibre, con partidos duros, somos jóvenes y tenemos reciente todo esto, y puede ser algo positivo de cara al momento decisivo en el que lucharemos por volver a la División de Honor Femenina".

SPORTING LA RIOJA - LUISMI ASCORBE Y CARLA RIVAS
El cuarto aspirante a ascender a Liga Guerreras Iberdrola es, precisamente, el equipo que más años lleva intentándolo: esta será, tras eliminar al Lanzarote Puerto del Carmen, la tercera vez en cinco años que las riojanas llegan al fin de semana definitivo con opciones de ascender a la máxima categoría. Luismi Ascorbe, técnico del Sporting La Rioja, afirma que "estamos otro año más aquí con el objetivo de lograr esta vez el ansiado ascenso, Logroño se merece tener dos equipos en la élite".

El entrenador riojano asegura que "la plantilla es diferente a otras temporadas, pero seguimos teniendo experiencia en este tipo de torneos; esperemos estar al nivel de juego necesario y, sobre todo, al nivel físico y moral que requiere esta competición". Sobre los rivales, Luismi Ascorbe reconoce que "son muy duros, quizás podamos llegar como tapados, pero el Sporting La Rioja va a dar mucho juego y nuestra ciudad y nuestra afición se merece este premio, tenemos mucha ilusión".

Por su parte, Carla Rivas, que llegaba esta temporada a Logroño procedente del Godoy Maceira Porriño, señala que "llegamos con muy buenas sensaciones, somos un equipo con experiencia, con una muy buena defensa y que no tiene presión; si disfrutamos de esta fase de ascenso y desarrollamos bien nuestro juego, tendremos posibilidades de que esta vez sea la definitiva y juguemos el año que viene en Liga Guerreras Iberdrola".

Fotografía: Ricardo Gil, Balonmano Alcobendas, Sporting La Rioja, Llepo