Agridulce quinto puesto tras una gran semana

EQUIPO NACIONAL ABSOLUTO MASCULINO DE BALONMANO PLAYA - Recife 2014
27/07/2014 - 15:08

La selección española absoluta masculina de balonmano se ha alzado con el quinto puesto en el Campeonato del Mundo de Balonmano Playa que finaliza hoy en Recife (Brasil), tras vencer a Serbia (2-0; 25:24 y 30:24) en el último partido. Buen resultado para los de Paco Aguilera que, a lo largo de la semana, se mostraron capaces y merecedores de una mayor cota de éxito.

El partido contra Serbia por el quinto puesto fue similar al que ambos protagonizaron el pasado viernes en Main Round, con un primer set marcado por la igualdad que se resolvió en el gol de oro y un segundo de claro color hispano. "En el segundo set demostramos la verdadera diferencia que, hoy por hoy, existe entre el balonmano playa practicado por España y el propuesto por Serbia. Conseguimos desplegar nuestro juego y ajustar la defensa para cerrar el partido comodamente" remarcaba el seleccionador nacional a la conclusión del encuentro. 

Para afrontar este partido del mejor modo, los 'Hispanos de la Arena' tuvieron que reponerse del golpe de caer, ante Dinamarca, en el último partido de Main Round, derrota que los alejaba de la lucha por las medallas. La labor de Aguilera en el tiempo transcurrido entre un partido y otro fue fundamental para despedirse del Mundial del mejor modo posible: "Desgraciadamente no es la primera vez que vivimos una experiencia así, y sé que es duro recuperarse en tan poco tiempo. Solo les expresé que mi confianza en ellos seguía intacta, y les pedí que compitiesen hasta el último momento, que sería injusto despedirnos perdiendo el último partido tras el campeonato realizado. Sabía que no defraudarían".

"En un primer momento, visto desde donde partíamos, el quinto puesto es para estar satisfechos" comenzaba diciendo Aguilera para valorar el desenlace del Mundial, apuntando que queda un sabor agridulce por esa derrota que impidió a España luchar por las medallas. 

A pesar de quedar fuera de semifinales, la sensación que queda es la de un gran progreso. "Lo más positivo es el nivel competitivo demostrado en el campeonato, solo empañado por dos partidos nefastos: el de Catar en primera ronda y el de Dinamarca en Main Round, que si hubiésemos ganado nos hubiese permitido acceder a semifinales evitando a Croacia y Brasil en el cruce" dice el seleccionador nacional, orgulloso del trabajo de los suyos en Recife.