Liga Guerreras Iberdrola

El 2 de julio del pasado año saltaba la noticia: el KH-7 Granollers, a Europa. Lo hacía tras aceptar la propuesta de participación en la Challenge Cup hecha por la Real Federación Española de Balonmano al obtener una plaza extra de participación en esta competición. En el 75 aniversario del club, el premio para el conjunto catalán entrenado por Robert Cuesta le llegaba tras acabar en la cuarta posición en la Liga Guerreras Iberdrola, su mejor clasificación de la historia.

La Real Federación Española de Balonmano, para combatir este escenario generado por el avance del COVID-19, está impulsando contenidos diferentes a los ofrecidos hasta la fecha en su perfil en Instagram, entrevistas en directo con rostros reconocidos del balonmano español. El viernes fue el turno de Javier Fernández, más conocido como 'Jabato', y ayer el de Virginia Fernández, cancerbera del Boden sueco, cuya experiencia de regreso a España ha sido una auténtica odisea.

Prometía ser un año difícil y se ha cumplido. Tras su periplo por Alemania, Cristina Cabeza asumía el control del banquillo del Helvetia Alcobendas hace un par de campañas con el objetivo de devolverlo a la élite del balonmano femenino, un propósito que se cumplió al final de ese mismo curso. Sin embargo, el año pasado volvían las dificultades al Pabellón de los Sueños, con una permanencia cara que ponía a prueba la resistencia de las alcobendeses.

Tras la conquista de la Copa de la Reina 2017/18, el Liberbank Gijón ha ido dando pasos para afianzarse en la máxima categoría del balonmano español. El proyecto del conjunto asturiano ha ganado activos importantes, como es el caso de Cecilia Cacheda, con los que definitivamente se ha asentado en la élite de la categoría. Si la tendencia persiste, muy pronto se confirmará como un claro candidato al título.

El 7 de septiembre arrancó, sin duda alguna, la temporada más complicada para el Rincón Fertilidad Málaga. Meses antes, la vida les había golpeado con la triste pérdida de su técnico, Diego Carrasco, que decía adiós tras un repentino problema de salud. El balonmano femenino perdía a uno de sus grandes referentes y el club de la Costa del Sol a su principal impulsor.

Estefanía Descalzo (9/6/1990, Valencia), jugadora del Mecalia Atlético Guardés, es otra de las personas a las que se dirigen los ya tradicionales aplausos de las 20:00h. Enfermera de profesión, abandonó su oficio y su casa para dedicarse en exclusiva y de manera profesional al balonmano.

La Real Federación Española de Balonmano, para combatir este escenario generado por el avance del COVID-19, está impulsando contenidos diferentes a los ofrecidos hasta la fecha en su perfil en Instagram, entrevistas en directo con rostros reconocidos del balonmano español. El viernes era el turno de Shandy Barboa y ayer, el de otra gran lateral izquierdo, Carmen Campos, jugadora del Mecalia Atlético Guardés.

El Aula Alimentos de Valladolid inició en el mes de septiembre una temporada ilusionante que sin duda alguna iba a estar marcada por su primera participación en competición europea. Un sueño logrado tras quedar subcampeón de la Copa de la Reina ante el Super Amara Bera Bera, que obtuvo la plaza vía liga. Sin embargo, su debut en la competición doméstica presagiaba una campaña dura a la que el club vallisoletano hacía frente tras la marcha de dos de sus estrellas: Eli Cesáreo y María Prieto.

En septiembre arrancaba una nueva temporada en la Liga Guerreras Iberdrola en la que el Mecalia Atlético Guardés, un equipo aspirante a estar siempre en la terna, lleva en blanco desde la campaña 2016/17.

La Real Federación Española de Balonmano, para combatir este escenario generado por el avance del COVID-19, está impulsando contenidos diferentes a los ofrecidos hasta la fecha, y ayer en su perfil de Instagram se desarrolló la segunda entrevista en directo a una de las promesas del panorama nacional, Nicole Wiggins.